Urbanizaciones
Skip Navigation Linksinicio /  urbanizaciones /  lo que debes saber /

El ahorro garantiza casa propia

¿Tienes capacidad de ahorro, pero aún no puedes comprar tu casa?

En la última década más de 1,400 personas que no creían posible obtener un crédito que les permitiera comprar su casa, lo lograron.

¿Cómo lo hicieron? A través del programa Plan Casa, de Rafcasa y BDF, que este año cumple su décimo aniversario y consiste en que personas o familias con capacidad de ahorro puedan optar a un crédito de vivienda mediante la afiliación a un plan de ahorro para cubrir la prima de la casa, gastos legales y gastos de cierre del crédito.

Bajo el lema “Tu capacidad de ahorro te da tu crédito” trabajadores por cuenta propia, profesionales independientes, personas que reciben remesas y hasta asalariados que necesitaban mancomunar sus ingresos, se han visto beneficiados con los planes de ahorro que tienen duración desde 6, 9, 12 y hasta 15 meses, dependiendo de la capacidad de ahorro de la persona o familia.

Rodrigo Caldera, gerente general de Rafcasa, explica que desde 2007 a la fecha han afiliado a los planes de ahorro a más de 5,900 personas, el 67% de las personas beneficiadas son mujeres y son quienes figuran como propietarias del inmueble.

La alianza entre Rafcasa y BDF garantiza que el dinero del cliente nadie lo toca. Todo es depositado en una cuenta de ahorro del banco, una vez logre cumplir el plan de ahorro, se gestiona el crédito de vivienda.

Carolina Pineda, Gerente de Crédito Hipotecario del Banco de Finanzas, nos comenta que la institución desde sus inicios ha demostrado ser un banco innovador en el sector de préstamos de vivienda; fue el primer banco en otorgar créditos hipotecarios en el país, adecuando sus diferentes programas de financiamiento a las necesidades de sus clientes, y un ejemplo de esto es el Plan Casa.

“El programa ofrece una alternativa a todas aquellas personas o familias que por la vía tradicional no podrían demostrar sus ingresos y quienes no podían acceder al sistema financiero para comprar su casa, y hoy pueden lograr ese sueño a través del ahorro”, destaca la funcionaria a de BDF.

Actualmente Plan Casa trabaja con 18 desarrolladores a nivel nacional y todos ellos cumplen con las normas de construcción y de respeto al medio ambiente.

Los proyectos se ubican en Managua, León, Chinandega, Matagalpa, Granada y Carazo y los precios de las viviendas a las que se pueden aplicar van desde US$17,900 hasta US$90,000.

El factor más importante para aprobar el préstamo de vivienda, es que la persona cumpla en tiempo y forma con su ahorro mensual, que el origen de su fuente de ingresos sea lícito y que sus obligaciones financieras estén al día.


¿Cómo puedo afiliarme?
  • Se debe completar el Formato de Afiliación de RAFCASA NICARAGUA, S.A.
  • Presentarse en cualquier sucursal BDF del país para abrir su cuenta de ahorro.
  • Presentar su cédula de identidad.
  • Llevar número de cédula y teléfonos de dos referencias personales para abrir su cuenta en el Banco.
  • Proporcionar nombre del beneficiario de la cuenta y fotocopia de la cédula.
  • Realizar depósito de U$50.00 de afiliación no reembolsable a la cuenta RAFCASA NICARAGUA, S.A.
  • Depositar su primera cuota de ahorro del plan seleccionado, o el mínimo de U$10.00 teniendo el resto del mes para completar el remanente de la primer cuota.

Envía tus datos para que un ejecutivo te contacte aquí


Condominios, una nueva y atractiva opción de vivienda en Nicaragua.

Cuando una familia busca una casa para convertirla en su hogar, en dependencia de sus gustos y necesidades enfoca su búsqueda en seguridad, estética y limpieza, los espacios de recreación y que esté ubicado en una zona céntrica entre otros.

En vista que las exigencias son cada vez más específicas, la oferta de proyectos habitacionales en el país está creciendo para satisfacer las necesidades del mercado y una opción en auge son Los Condominios.

¿Qué es? El condominio es un tipo de propiedad que agrupa a viviendas en un espacio cerrado y que además está regido por una legislación especial para ese fin, que define su funcionamiento y detalles importantes como las características de la vivienda, el color que podrá tener, dónde estacionarse, la seguridad, entre otros puntos reglamentarios.

La principal característica de los condominios es precisamente su mayor ventaja y es que los gastos que regularmente son asumidos en su totalidad por los propietarios de manera individual, se reparten entre los condóminos u habitantes del condominio.

Algunos de esos costos compartidos son la seguridad y mantenimiento de las áreas comunes, que se incluyen en un pago mensual, que no es el mismo que se paga por la cuota de financiamiento de la vivienda.

Una característica importante de este tipo de propiedades es que cuentan con zonas de esparcimiento exclusivas para los condóminos, tales como piscina, casa club, área de juegos para niños y gimnasio. “Las áreas en común son muy atractivas por las familias, en especial por personas que han tenido este tipo de experiencia viviendo en otro país, saben que vivir en condominio tiene sus ventajas y prefiere tener áreas en común a la que no tienen que darle mantenimiento ellos solos, sino que es un costo diluido entre todos los habitantes del condominio”, añade Pineda.

Otra ventaja importante de los condominios es su ubicación: en todos los casos se ubican en zonas muy céntricas y de alta plusvalía, lo que mejora la perspectiva de apreciación de la propiedad.

Carolina Pineda, Gerente de Crédito Hipotecario de BDF, informa que BDF también financia este tipo de propiedades, son una nueva y creciente opción para las familiar nicaragüenses , además poseen condiciones de financiamiento similares a otras viviendas, con una prima requerida del 10% del precio de la propiedad y un plazo del crédito de hasta 25 años.


  • Solicita Información sobre crédito hipotecario aquí.

¿Rentar o Comprar una Vivienda?

La vivienda, como bien sabemos, es una necesidad básica, en este artículo te vamos a explicar las ventajas de convertirte en dueño de tu casa propia.

Hay una creencia popular que es momento de derribar: cuando se adquiere una vivienda a través de crédito hipotecario, creemos que la casa es del banco, pero la realidad es que es tuya desde el momento que firmas las escrituras donde te conviertes en dueño de la misma, lo único es que esa vivienda queda en garantía del préstamo.

Cuando se valora la opción de comprar una casa a través de crédito, frecuentemente se piensa que los plazos de pago son demasiado largos (de 15 a 25 años), pero entonces debemos pensar: si no doy el paso, esos 25 años en vez pasarlos pagando mi casa, los pasaré pagando un alquiler.

Si bien la opción de alquilar una casa te ahorra gastos de mantenimiento, seguros e impuestos sobre la propiedad, recordá que no estarías constituyendo un patrimonio familiar, ni haciendo crecer tu dinero mediante su plusvalía, estarías pagando solamente por ocupar el bien por determinado tiempo, sin nada a cambio.

Actualmente la mensualidad que se puede pagar por un crédito hipotecario mediante el cual se adquiere una vivienda es igual –y en muchos casos menor– que el pago de alquiler, la diferencia radica, que el dinero pagas con el crédito hipotecario es para tu propia casa y es un inversión de futuro personal y de tu familia.

Por ejemplo: una casa de 60 metros cuadrados por los cuales se paga cada mes una cuota de US$200 y la misma casa en alquiler por igual monto. Al cabo de 10 años habrías pagado en ambos casos un total de US$24,000, con la diferencia que en el primer caso habría sido un monto para pagar tu deuda y el bien es tuyo, mientras que en el segundo habrían sido simplemente US$24,000 dólares entregados al propietario y ningún bien te quedaría a vos.

La ventaja de comprar es que, sí tenés una cantidad presupuestada cada mes para garantizar tu techo y el de tu familia no se va a un saco roto, sino que se transforma en una inversión. ¿Por qué inversión? Porque en el transcurso de ese tiempo la plusvalía de la propiedad le haría mejorar su valor de mercado, además de satisfacer tu necesidad de vivienda.

¿Cuánto es esa plusvalía? Se estima que en el caso de las viviendas –según su ubicación– gana valor entre 4% y 8% cada año, a lo que se resta la depreciación del 1% anual, es decir que tendrías una ganancia neta en su valor de mercado entre 3 y 7% por año. En el caso de los terrenos la apreciación ronda del 10% al 15% anual.

Y si estás pensando: “el problema es que para comprar una casa necesito mucho dinero para pagar la prima”, es momento de que te enterés que existen opciones para superar ese obstáculo:

  • Un plan de ahorro que te convierte en sujeto de crédito aunque no seas asalariado: A través de Rafcasa se analiza a cada cliente y se fija un plan de ahorro para 6, 9, 12 y 15 meses, similar a lo que pagarías por la renta de una casa o una cuota. Si lo cumplís, serías sujeto de crédito aunque no seas asalariado.
  • El subsidio del INVUR: El Instituto de la Vivienda Urbana y Rural (INVUR) otorga a los nicaragüenses un bono de US$2,000 aplicables a la prima de viviendas con precios no mayores a US$23,000. Con ese monto se cubriría casi la totalidad del la prima requerida, lo que facilita el trámite.
  • Fijarte un plan de ahorro individual: Esta es la opción tradicional y consiste en abrir una cuenta de ahorros –si aún no la tenés– y depositar periódicamente hasta cumplir tu objetivo de reunir el monto de la prima.

Si estás valorando seriamente la opción de comprar una vivienda, debés conocer que los proyectos urbanísticos tienen alternativas desde US$21,000 en Managua y algunos departamentos del país. En el sitio web www.tucasabdf.com podes encontrar hasta 32 proyectos y más de 100 modelos de casas con sus precios, fotos y detalles para elegir una opción que se ajuste a tus necesidades.

Consejos prácticos para planear la compra de tu casa

Una de las decisiones más importantes al planear tu futuro, es dónde voy a vivir. El proceso de comprar casa no es sencillo, por lo que es normal que tengas dudas de por dónde empezar. Estos consejos te ayudarán:

  • Analizar las finanzas: Es importante verificar si tienes suficiente presupuesto disponible para cubrir los gastos que conlleva comprar una casa como: la prima, las mensualidades, los costos del seguro, escrituras y registro.
  • Buscar financiamiento: Antes de elegir la casa que más te convenga, es recomendable analizar meticulosamente diferentes propuestas de crédito. Recuerda comparar tasas e intereses.
  • Definir ubicación: Recuerda tomar en cuenta la cercanía con tu trabajo, si existen o no escuelas y hospitales cercanos, qué rutas de transporte pasan por ahí, las zonas de riesgo y todos esos factores que forman parte de la ubicación. La Zona - Busquen una zona en donde vean su futuro. La forma de hacer esto es preguntarse ¿aquí quiero que vivan y crezcan mis hijos?
  • Su seguridad: Desafortunadamente cada día este punto se vuelve más importante, por lo que es de vital importancia que vigilen qué tan seguro es su nuevo hogar, si tiene vigilancia a la entrada o cuenta con personal de seguridad.
  • Determinar diseño: Metros cuadrados, número de habitaciones y baños, piso en que se encuentra, si cuenta o no con patio y cuarto de servicio, lugares de estacionamiento y clósets son algunos factores trascendentales en cuanto al diseño de tu futuro hogar se refiere.
  • El espacio: Platica con tu pareja detenidamente cuánta familia piensan tener y en base a esto prevean que existan los espacios suficientes para esto. Si su decisión es aún no tener familia, pueden empezar por un inmueble más pequeño y después adquirir uno más grande.
  • La orientación de la vivienda: Las viviendas reciben normalmente más luz natural, las interiores son a menudo más tranquilas. Si la casa tiene una terraza vea a qué horas te da el sol.
  • El tipo de construcción y decorado: Recuerden que va a ser su hogar. ¿Realmente el tipo de acabado que tiene la casa es el que te satisface?
  • Los servicios: Observe los servicios con los que cuenta la zona donde se encuentra tu nuevo hogar; agua, luz, vías de acceso, cable, teléfonos etc . Ejemplo:  Investigue cómo es la  presión de agua investiga cómo es la presión de agua en la zona.
  • ¿Es nueva o usada?: Las casa nuevas tienen la ventaja de que no invertir mucho de entrada en reparaciones y remodelaciones, pero si no se tiene el presupuesto para esto, quizás  les convenga comprar un inmueble con algunos añitos de uso que les permita poco a poco ir reparando de acuerdo a sus gustos y necesidades.